La razón es lo que diferencia al hombre de los animales. A lo largo de la historia, la toma de decisiones ha sido clave para formar el mundo que tenemos hoy en día. Malos y buenos razonamientos han desatado diferentes situaciones y el ser humano no tuvo más que enfrentarlas, la mayoría de las veces sin formar parte del asunto. La razón como virtud en la especie es única, pero también es su peor enemigo.

Image

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha transformado todo su entorno para hacer de él a su bien. Por estos tiempos, el planeta, otros seres vivos y el propio ser humano le pasan factura.

El propio ser humano es a veces el causante de ciertos magnicidios y pérdidas por querer imponerse sobre la naturaleza u otros humanos. El hecho de querer poblar lugares propensos a desastres o accidentes naturales, trata de imponer ideologías o dominio sobre seres humanos lleva al conflicto y quienes no intervienen en la toma de decisiones son quienes terminan llevándose la peor parte generalmente.

El famoso 11-S, titulado como el mayor ataque terrorista en la historia,  fue desde mi punto de vista una vulnerabilidad fingida por los mandatarios de Estados Unidos para poder invadir Iraq, en busca de su petróleo. Pero sacándolo de contexto, el ataque terrorista tuvo muchos damnificados que no tenían nada que ver tanto con el tema de invadir Iraq como con la cierta imposición cultural, económica (o en cualquier plano) que quiera imponer el gobierno de un país.

Por otro lado, los desastres naturales que cada tanto castigan a Japón caen en las decisiones de quienes alguna vez tuvieron la idea de sentar su pueblo en dicha isla y que ahora pagan los habitantes actuales de dicho país, con pérdidas materiales o humanas en el peor de los casos.

La toma de decisiones es algo muy importante en el ser humano, ya que su naturaleza es razonar, es su razón de ser, valga la redundancia. En otras palabras, el raciocinio es la mejor virtud pero también el peor enemigo del hombre, un malo razonamiento o una mala toma de decisiones puede afectar no solo en lo inmediato sino también a futuro a los demás seres humanos, hayan intervenido o no en la cuestión.

Anuncios